Festival Marea de Títeres: identidad territorial en un arte milenario

Desde este miércoles 12 de abril y hasta el próximo 22 del mismo mes se llevará a cabo el primer Festival Marea de Títeres. Se trata de un evento itinerante que recorrerá el archipiélago de Chiloé, Isla Tenglo y Chamiza con obras de títeres para todas las edades. A cargo de la organización está el Colectivo Caukilen con la colaboración del Ministerio de las Culturas, la Bibliolancha, la Asamblea de Titiriteros y Titiriteras de Chile y otras agrupaciones artísticas de Chiloé.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Cristina Añasco, destacó el trabajo para llevar a cabo este festival. «Es importante destacar el trabajo colaborativo que realizan los colectivos de artistas. Esto nos permite llevar e itinerar obras y circulación de artistas de la región a sectores más apartados de la misma», precisó.

Francisco Díaz, coordinador de la Bibliolancha y parte de la organización del Festival Marea de Títeres detalló algunas actividades. «Vamos a hacer un taller y una presentación de una obra en la provincia de Llanquihue. En Chiloé vamos a hacer presentaciones en el Centro Cultural de Castro, en la isla Tac, en Quemchi y estamos esperando la confirmación de Chonchi. También vamos a presentar en pequeños centros culturales autogestionados. Queremos visitarlos con nuestras obras», adelantó.

Memoria e identidad territorial

La idea de realizar esta primera versión del festival viene de hace algunos años, según contó a El Sureño la titiritera Niko Sepúlveda. Ella es parte del Colectivo Cultural Caukil de Chiloé y de la Compañía de Títeres y Máscaras Okliria. «El festival se concreta este año con el impulso de estar trabajando todo el año pasado en las islas con la Bibliolancha. Quisimos hacer un festival que marque un hito en el arte del títere en Chile. Donde empecemos a trabajar mucho la estética y la dramaturgia de las obras», contó.

Sepúlveda señaló los objetivos de la iniciativa. «Se trata de difundir y expandir el oficio y el arte del títere en la isla de Chiloé, en la región de Los Lagos, pero descentralizando el arte y la cultura. Queremos acercar a la comunidad a este oficio milenario con sus diversas técnicas y tipos de animaciones», dijo.

El enfoque está dado por la memoria y la identidad chilota y sureña, según comentó la artista.» Trabajar la memoria y la identidad territorial es muy importante para nuestra organización. Creo que no se le ha dado el énfasis que merece. Estamos trabajando el arte con cultores y artistas que somos del territorio. Ha sido mucha la apropiación cultural de nuestras tradiciones, de nuestras formas de vivir, de hablar. Este festival nace en reivindicación de eso, de nuestras formas culturales y tradiciones que también se están perdiendo. Buscamos recuperar hoy día eso a través de las obras de títeres», afirmó.

Publicidad
Completeria

Arte transgeneracional

Según relató Niko Sepúlveda a El Sureño, las obras están dirigidas a escolares, jóvenes, adultos mayores y a todas las familias. «Estamos apuntando a llevar este arte a los establecimientos educacionales, a centros de adultos mayores. En la Isla Tac cerramos el festival con toda la comunidad. En furgones iremos a buscar a los estudiantes a sus casas con sus familias para que puedan llegar a ver la obra al gimnasio de la escuela», aseveró la titiritera.

Mediante sus redes sociales irán anunciando las fechas, horarios y lugares donde se desarrollarán las obras y actividades. Sepúlveda invitó a la comunidad a participar de todas las instancias del Festival Marea de Títeres. «Invitamos a asistir a las funciones que son abiertas, a conectarse a la charla virtual, a participar de los talleres. También a acercarse a este arte oficio del títere que es transgeneracional. Es para conectar con esa fuerza y con lo terapéutico que tiene ver la animación de títeres. Son seres que, colectivamente, tomamos un acuerdo de que están vivos. Eso es lo que nos genera endorfinas en nuestras mentes y corazones, más después de la pandemia», cerró.

Primera obra

Obra de Títeres y Máscara / Miércoles 12 de abril. 11:00 hrs.
Centro cultural de Castro.
«Libertad de las Maravillas, al otro lado de los miedos».
Compañía Okliria.

Sinopsis:
«La Abuela Chuchu llega cada tarde a la plaza del pueblo a contar cuentos e historias, ahí la espera el pajarito Chinkol. Chuchu recuerda su infancia y una hermosa biblioteca que existió en Chiloé ‘La Biblioteca de las Maravillas’. Ella y Chinkol nos cuentan de la Gran Fuga, en donde en medio de la quema de los libros en Chile en 1973, los y las personajes mágicas de los cuentos se liberaron para no ser olvidados.»

 

Publicidad
Ad 8

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *