Comisaría de Ancud es declarada como Sitio de Memoria a 50 años del golpe

El Consejo de Monumentos Nacionales sesionó esta semana en Salón Montt-Varas del Palacio de La Moneda y declaró a la Primera Comisaría de Ancud como Sitio de Memoria. Otros seis lugares del país, de esta misma índole, fueron declarados Monumentos Históricos. La comisaría chilota ya tenía esa condición desde diciembre de 2015, dado su valor arquitectónico.

Ahora, se reconoce como lugar donde se violaron sistemáticamente derechos humanos durante la dictadura. Técnicamente se trata de una ampliación de valores, por lo que el lugar estará a disposición para actividades de memoria ante los horrores ahí vividos. Actualmente funciona la Comisaría con dotación policial.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Cristina Añasco, valoró y agradeció la espera de las víctimas. «El agradecimiento es también a la templanza de la agrupación PRAIS de Ancud por todo este tiempo de espera. De intentar que lo ocurrido en el archipiélago de Chiloé, donde hubo detenidos del lugar y de Palena, hoy día sea dado a conocer de manera permanente», dijo la autoridad.

Y agregó: «como Estado asumimos que podemos utilizar estos instrumentos para poder reparar los años de dolor, despojo y muerte. Vamos a seguir avanzando y acompañando a las demás agrupaciones de la región de Los Lagos. Es parte de todas las acciones que estamos realizando por los 50 años del golpe militar», aclaró Añasco.

Primera Comisaría de Ancud. Foto: Wikipedia – Carlos Figueroa

El rol de Carabineros en el sur de la región

La Primera Comisaría de Ancud funcionó como centro de detención y tortura durante toda la dictadura. Al no existir cuarteles de las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas en Chiloé y la provincia de Palena, Carabineros fue la fuerza represiva del territorio. Se transformó en un lugar de tránsito de detenidos que eran trasladados hasta Puerto Montt, principalmente.

Julio Mayorga es presidente del PRAIS Ancud, estuvo detenido por algunos meses en aquel lugar y fue torturado. Desde 2016 que intenta que se tome en cuenta el rol de Carabineros en el sur de la región de Los Lagos. «Siendo Ancud en ese período la capital de Chiloé, recae en Carabineros todo el aparataje represivo implementado por la dictadura. Las violaciones a DD. HH. fueron sistemáticas y reconocidas tanto en el Informe Valech como en sendos testimonios que tenemos como agrupación», dijo a El Sureño.

De quienes pasaron por la Comisaría de Ancud, se registran cuatro personas muertas. Francisco Avendaños Bórquez y Mario Cárcamo Garay, fueron fusilados en Puerto Montt. Sofanor Saldivia está en condición de detenido desaparecido. Carlos Mascareño Díaz murio producto de las tirturas, también en la capital regional. Todos tenían entre 20 y 23 años al momento de su muerte.

Y ahora ¿qué?

La declaratoria tiene ciertos alcances que van a tener que ser trabajados. «Implica, entre otras cosas, que el sitio puede ser intervenido con una placa, con un monumento, con visitas guiadas. Hay que diseñar un plan de acción respecto de cómo afrontamos culturalmente esta situación de Carabineros. Tendrán que abrir sus puertas, dejar que visitemos los calabozos, las caballerizas donde se torturó», afirmó el dirigente.

Para eso, aseguró, esperan conversar con quienes están a cargo actualmente de la Comisaría de Ancud. «Recientemente la encargada de Chiloé del Consejo de Monumentos Nacionales pudo entrar, por fin, a la comisaría y conversar con las jefaturas. Nosotros no hemos podido conversar con Carabineros. Yo creo que en algún instante nos vamos a acercar a ellos. Trataremos de conversar con el comisario para que entienda que no tiene que ver con un ataque», explicó.

«El sentido fundamental que tiene esto es de pedagogía. Carabineros no puede nunca más atropellar a un ser humano en condiciones de agente del Estado, de abuso e irrespeto a los DD. HH. Eso es lo que tiene que aprenderse y, a mi juicio, entenderse de este mensaje de simbolismo que implica la declaratoria de Sitio de Memoria», planteó Mayorga.

Pedagogía del «nunca más»

Son varias las acciones que la Agrupación PRAIS de Ancud ha llevado a cabo para mantener viva la memoria. Hasta ahora han postulado a fondos para editar un libro que se llama La Memoria de los Otros. Se trata de una recopilación de relatos y obras que recrean y resignifican testimonios reales de tortura en Ancud por parte de escritores chilotes.

También existe una muestra fotográfica que revela en imágenes la represión ejercida por Carabineros de Ancud en la dictadura. Las fotografías son de Rodrigo «Geno» Muñoz, ganador de premios de fotografía. La exposición ha estado en las calles de la comuna y, esperan, poder seguir exhibiéndolas.

«Está esta pedagogía colectiva, que el PRAIS Ancud trata de insertar como medio de difusión. Yo insisto mucho en la frase «para que nunca más», como un mensaje. A las nuevas generaciones hay que decirles lo que ocurrió, contarles, hacer pedagogía, contarles el sufrimiento que hubo en Ancud», cerró Julio Mayorga.