CUT valora aumento del salario mínimo con miras al trabajo decente

Publicidad Google

Luego de que la Cámara Baja despachara a ley el aumento del salario mínimo este lunes, desde la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y el gobierno valoraron el hito. En la región de Los Lagos, los seremis del Trabajo y Previsión Social, Ángel Cabrera, y de Economía, Luis Cárdenas, se refirieron a la nueva ley. Además, la delegada presidencial, Giovanna Moreira, valoró los acuerdos a los que llegaron todas las partes.

Esto porque el proyecto contó con la participación del propio gobierno y de la CUT desde un principio. Además, luego se sumaron diferentes asociaciones de MiPymes, ya que recibirán apoyo para adecuarse a los nuevos salarios. «Quiero relevar no tan solo la capacidad de diálogo de los parlamentarios, sino de la CUT, de las Pymes y de nuestra ministra (Jeanette) Jara. Ella llevó adelante este proyecto», señaló Moreira.

Cifras históricas

Por su parte, Luis Cárdenas destacó que se adelantara la promesa de campaña de aumentar el salario mínimo a $500 mil a fin del gobierno. “Tras la vuelta a la democracia en 45 oportunidades se ha reajustado el ingreso mínimo en nuestro país. Nunca en la historia de nuestro país había existido un gobierno que haya construido una política pública que vaya en apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, las cooperativas, las fundaciones y las cooperaciones. Es muy importante que nuestro Gobierno haya adelantado para este año algo que estaba en nuestro programa para fines de nuestro mandato”, sostuvo.

En tanto, Ángel Cabrera, titular de la cartera del Trabajo en la región, recalcó la ayuda que recibirán las pequeñas empresas a partir de este mes. «Muchas Pymes suscribieron este acuerdo, porque además hay medidas económicas muy importantes. Les va a generar un subsidio histórico y único durante todo el año que contempla estas medidas. Son ayudas, además, que se aumentaron no solamente en cobertura sino que en cantidad de dinero por trabajador y trabajadora para esos detalles», relató.

Al debe en salarios

Además, Cabrera recordó que la región tiene una de las tasas de desocupación más baja a nivel nacional, superada sólo por Magallanes en el trimestre móvil febrero-abril, según el INE. Aún así, según los datos del mismo INE, el promedio de ingreso mensual en la región es de poco más de 552 mil pesos. Pero si se considera la mediana, la mitad de las y los trabajadores gana menos de 405 mil pesos. Este dato es de 2021, el último disponible.

«Es una de las regiones que menos salario recibe. Eso tiene que ver no solamente con la estacionalidad ni con la informalidad. Los índices son más bajos hoy día que a nivel nacional. Tiene que ver con la escolaridad, con la capacitación, con la formación que tienen las y los trabajadores de la región. Por eso desde el año pasado hicimos un plan de capacitación bien importante. Hemos generado acuerdos con empresas para poder, a través de la franquicia tributaria, capacitar a más trabajadores y de mejor manera. Creemos que esa es la única vía de poder también subir los salarios y generar mayores condiciones laborales en la región», precisó Cabrera.

Un paso, pero sigue la lucha

En tanto, desde la CUT manifestaron la conformidad por la aprobación del proyecto del que fueron partícipes. Sandra Aguilar, secretaria de la CUT provincial Llanquihue, así lo afirmó. «Fue muy positivo estar, en ser parte del acuerdo, porque así es como tienen que ser los gobiernos. Todas las políticas que se hacen tienen que ser con las personas que va a favorecer. La conversación en la que participó la CUT fue para demostrar que los trabajadores necesitaban un alza salarial ahora, no a largo plazo. Ahora es donde se nos encarece la vida», señaló.

Aguilar, eso sí, aseveró que, pese a estar «felices con las votaciones que hubo ayer», seguirán con las demandas del mundo sindical. «Ahora a seguir con las otras luchas que tenemos como central unitaria, porque nuestro enfoque siempre va a ser el trabajo decente», reveló.

Mauricio Navarrete, presidente de la CUT en Osorno, coincidió con su colega dirigente. «Estamos contentos porque lo hemos alcanzado, por lo menos es un respiro. Esto no significa que el trabajo sindical termine acá, el trabajo sindical continúa. Los dirigentes día a día tenemos que seguir luchando para poder ir consiguiendo un poco más de justicia social», comentó.

También aclaró que «los trabajadores no estamos contra las empresas. Creo que hay que felicitar a los buenos empresarios y los que no son tan buenos tienen que aprender de ellos. Los trabajadores que están bien empoderados en sus cargos que desempeñan, cumplen bien su pega. Por tanto, permiten que también las empresas se desarrollen y ganen. Seguiremos trabajando para seguir mejorando las condiciones de vida de las y los trabajadores. Ahora hay que trabajar por mejorar las pensiones».

 

Reunión entre Seremi del Trabajo y CUT Llanquihue en 2022 por primer aumento del salario mínimo durante este gobierno.

Publicidad