50 años del golpe: conmemoran a las víctimas del Puente Pilmaiquén

Como ya es tradición de todos los años, este sábado se realizó el acto de conmemoración por las víctimas de la dictadura en el sector del Puente Pilmaiquén. Fue allí, en el límite de las regiones de Los Lagos y Los Ríos, donde la represión estatal ejecutó a varias personas durante la dictadura cívico militar. La Corporación Pilmaiquén, en conjunto a otras organizaciones, realizaron el acto en el marco de las actividades de la Coordinadora Auto Convocada por la Memoria Osorno.

Hasta allí, como viene siendo desde 2015, llegaron familiares de víctimas, miembros de organizaciones y algunas autoridades del actual gobierno. En un solemne acto, en el monolito ubicado a un costado de la Ruta 5, hubo discursos, música en vivo y se terminó lanzando claveles rojos al río desde el actual puente. Luego, las y los asistentes acudieron hasta el antiguo puente que desde 2022 es un sitio de memoria y desde donde mataron y lanzaron cuerpos al río en dictadura.

Sarita Kramm, presidenta de la Corporación de Derechos Humanos Pilmaiquén, señaló a El Sureño que para la agrupación «es significativo poder reencontrarnos año a año en este lugar. Aquí se conmemora algo que nunca más debería pasar, que es la ejecución, la muerte, la tortura, el degollamiento de personas. Fueron asesinadas al alero del río Pilmaiquén por pensar de manera diferente».

Negacionismo

Durante esta conmemoración, Sarita Kramm aseguró que les queda «la impresión de que todavía está campeando por nuestra ciudad y por Chile los aires del negacionismo. Una insignia que decía ‘en memoria de los caídos’ que había estado aquí durante más de 20 años fue saqueada y sacada. Y una placa que colocamos el año pasado cuando se decretaron monumentos históricos el monolito y el antiguo Puente Pilmaiquén también fue saqueado».

La dirigenta comentó que, al llegar el mes pasado al lugar, «no había pasado nada, estaba todo ok. Llegamos ahora y hace muy poco, porque esto debe haber sido en caso de días, ya no están. Eso te deja la marca de que nos falta educar en derechos humanos. Aquí no estamos hablando de partidos políticos o de gente que está a favor o en contra de algo, estamos hablando de personas que nos encontramos para decir nunca más. Nunca más crímenes de lesa humanidad en Chile ni en Osorno».

La seremi de las culturas, las Artes y el Patrimonio, cristina Añasco, estuvo presente en la actividad. «Hay mucho por realizar aún, pero como institución del Estado somos parte de un proceso que tiene que continuar. Debemos avanzar en restaurar mucho mejor estos dos lugares para que la memoria siga viva aquí, en este espacio. Y que obviamente hay que cuidar, restaurar y mantener el cuidado porque han sido permanentemente vandalizadas. Se mejora y vuelve a ser vandalizada, por tanto, hay que estar permanentemente asistiendo y estando acá», dijo.

Auto convocadas

Las organizaciones que trabajaron por esta actividad, lo hicieron de manera auto convocada, aseguraron. Para Sarita Kramm, el trabajo realizado por el gobierno para esta conmemoración «me parece que queda al debe. El año pasado nosotros teníamos muchas autoridades acá, que se comprometieron a hacer muchas cosas, entre ellas, por ejemplo, mantener el sitio limpio. Sin embargo, el que hoy día tengamos este sitio un poco digno para venir a hacer el acto, se lo debemos al alcalde de La Unión y a un grupo de compañeros del Partido Socialista».

«Creo que estas convocatorias que se hicieron de parte del gobierno por los 50 años, se hicieron de manera tardía. Porque acá tuvimos una primera mesa, me parece mucho que fue como en junio, y la mesa a nivel regional se había hecho en diciembre. Entonces, pasaron como seis meses para que se nos convocaran a las organizaciones. Pero también es cierto que las mismas organizaciones que trabajamos porque no fuera electo (José) Kast como presidente y, por tanto, trabajamos por el presidente Boric, somos quienes nos hemos auto convocado», añadió.

La seremi Cristina Añasco, en tanto, destacó que esta «es una de las actividades más emblemáticas en la provincia de Osorno y la provincia del Ranco. Nos reunimos en torno al memorial que se fue generando, gestando, de manera auto convocada, popular. Hay un monolito que fue creado por las propias personas que no quisieron que jamás se olvide lo que ocurrió en el Puente Pilmaiquén».

Trabajo a futuro

La delegada Presidencial Provincial de Osorno, Claudia Pailalef, estuvo presente en el acto del Puente Pilmaiquén. La representante del presidente en la provincia expresó que «tenemos todavía un dolor ahí pendiente que es hacer justicia y reparación. Para que aquello suceda necesitamos también ir caminando juntos para poder fortalecer a nuestra sociedad, la democracia y las instituciones. Esto para que nunca más en Chile se repitan estos momentos de dolor que vivieron muchos ciudadanos y ciudadanas».

Cristina Añasco se refirió al trabajo que realizan en otros sitios de memoria de la región. En el caso del Hospital Base de Osorno, donde funcionó la Fiscalía Militar durante la dictadura, dijo que «ese expediente ya se abrió. Es un expediente que se está trabajando, faltan visitas técnicas que se tienen que realizar desde el equipo del Consejo de Monumentos en Osorno. Pero está ahí, está avanzando, quizás no tan rápido como quisiéramos, porque hemos tenido cambio de autoridades». El Servicio de Salud Osorno, en conjunto a PRAIS, están trabajando en el proyecto.

Añasco agregó que «hasta fin de año vamos a tener actividades, pero casi todas las agrupaciones y las mesas que han impulsado acciones señalan que esto tiene que continuar en el tiempo. Que no quede solamente en este granito que son los 50 años y su conmemoración. Sino que quede de aquí a 50 años y más para seguir resguardando la memoria de los pueblos de estos territorios que está fragmentada. Sin duda, nos damos cuenta de que a 50 años la historia no está, no hay un correlato bien cuidado. Eso, justamente, es parte de la misión que tenemos».