Activistas analizan la despenalización del cultivo de cannabis medicinal

Publicidad Google

Este martes la Sala del Senado aprobó el informe de la Comisión Mixta sobre la llamada Ley Anti Narco. Una de las novedades es que se aprobó la indicación sobre el cultivo de cannabis medicinal que modifica el artículo 8 de la Ley 20.000.

Así, si se comprueba un tratamiento médico se justificará el cultivo de cannabis medicinal. Para eso se debe presentar la receta médica respectiva, emitida por un médico cirujano a cargo del tratamiento. El documento debe incluir diagnóstico, tratamiento y duración, además de la forma de administración, la que no podrá ser por combustión.

Un logro

Un triunfo para la comunidad cannábica, que por años ha buscado la forma de despenalizar el cultivo. Por ahora debe ser con fines medicinales. Hasta este momento, el cultivo de marihuana medicinal funciona en Chile por medio del autocultivo, fitofármacos autorizados y los cultivos colectivos. Pese a que estos últimos son agrupaciones con personalidad jurídica y membresías, ante una denuncia queda a criterio del juez su legalidad.

Carol Varas, directora de la agrupación Puerto Montt Cultiva, dijo que se sienten «contentos por este logro. Esto beneficia bastante psicológicamente a todos los cultivadores que necesitan usar medicina cannábica y que se sienten, muchas veces, perseguidos por la ley», aseguró la activista.

Catalina León, presidenta de la Corporación Santa Eugenia, cultivo colectivo que funciona a nivel nacional, valoró la noticia. «Lo primero es poder leer la ley completa y asesorarnos con abogados para saber cómo nos repercute esto. Creemos que es un pequeño paso, muy pequeño paso, sin embargo, todo paso que sea hacia adelante es bueno», precisó.

Resquemores

Sin embargo, para Catalina León existen preocupaciones ante lo desconocido. «Nos preocupa cómo se va a ejecutar esto. A lo mejor se pone más flexible por un lado y mucho más inflexible por otro. Entonces ¿dónde va a estar el límite y cómo se va a definir? ¿están amparadas instituciones como las nuestras?», cuestionó León.

«¿Carabineros de un día para otro va a pasar a ser de este personaje que te amedrenta para entrar a tu casa a convertirse en tu amigo? Hay que ser precavidos, tener cautela y no emocionarse en esta etapa, por lo menos», argumentó la presidenta de la Corporación Santa Eugenia.

Y agregó: «hay que revisar qué está pasando y revisarlo con tiempo, con calma, muy minuciosamente. Estamos hablando de exponer la libertad individual de personas que solo buscan mejorar su calidad de vida a través de una planta medicinal».

Acceso e información

Por lo pronto, Carol Varas señaló que como agrupación cuentan «en la región de Los Lagos con abogados, con personal médico que nos brindan protección. Trabajamos con ellos para poder tener al alcance nuestra receta médica y estar dentro del reglamento para el cultivo de cannabis medicinal».

Y aseguró: «Tenemos asesoría legal, en cultivos, manejamos semillas medicinales, manejamos mucha información. Estamos prontos a sacar el calendario anual de las actividades que tenemos».

Mientras que Catalina León analizó la situación actual en cuanto a educación e información de los usuarios. «A nivel regional está muy al debe, lo que es muy preocupante considerando que en Santiago también lo está. Hay que entender que lo que uno está consumiendo debe estar bien cultivado, libre de plagas, ojalá de un cultivo orgánico. Falta muchísima información tanto de cultivo como del uso. Hay formas de consumo que son malas para la salud. Hay que educar y hay que aprender, hay que estudiar la planta», explicó.

Usuario regionales

Según los datos que manejan en Puerto Montt Cultiva, existen alrededor de 700 cultivos para uso personal y próximo en el tiempo en la región. Todos estos cumpliendo el actual reglamento de contar con receta médica vigente.

«Las recetas tienen un tiempo de caducidad y tiempo de tratamiento. Las personas estamos usando cannabis para tratamientos para evitar, porque hay que prevenir y no curar, inflamaciones y dolores. Hoy no podemos hacerlo de forma tranquila, sin estar asustados porque algún vecino sintió olor a marihuana y puede denunciar», indicó Carol Varas.

Por su parte, Catalina León envió un mensaje a los usuarios de la planta. «La unión hace la fuerza. Tenemos que todos como usuarios, independiente de su uso, luchar juntos. Tenemos que ser comunidad y por cómo nosotros vemos el momento histórico en el que estamos. Tenemos que escribir la historia que nosotros queramos, no la que nos impongan».

Publicidad
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *