40 horas: mundo sindical y legisladores de la región valoraron aprobación

Tras la calificada como «histórica» aprobación de la jornada laboral de 40 horas semanales este martes, hubo reacciones en la región de Los Lagos. Y es que el proyecto tardó seis años en terminar su tramitación. El 8 de marzo de 2017 fue ingresado por las diputadas comunistas Karol Cariola y Camila Vallejo, hoy vocera de gobierno.

Luego de varias indicaciones ingresadas por el gobierno a través del Ministerio del Trabajo y Previsión Social al proyecto, este fue aprobado por amplia mayoría. En concreto, se reducirá gradualmente la jornada laboral semanal de 45 a 40horas semanales en cinco años.

En primera instancia se aplicará a trabajadores del Código del Trabajo. Se adaptará a las diversas jornadas de trabajo como la ordinaria, especiales, y excepcionales. La ley permitirá esto a través de bandas diferenciadas de horario para el ingreso y salida de madres, padres y cuidadores de menores de 12 años. También se permitirá la distribución de la jornada en cuatro días laborales y tres de descanso (4×3). Asimismo, incluye un polémico punto de flexibilidad laboral promediando la jornada hasta en cuatro semanas. Existirá la posibilidad de compensar horas extraordinarias por hasta cinco días de feriado adicional.

Apoyo transversal

Sólo la bancada del Partido Republicano se opuso al proyecto en general. A diferencia de los ultraderechistas, el resto de legisladores aprobaron la medida. En la región de Los Lagos, el diputado por el distrito 26, Fernando Bórquez (UDI)  calificó el proyecto como positivo. «En los sectores alejados y rurales las personas deben trasladarse a puntos extremos para ir a trabajar, sin un sistema de transporte como el de Santiago. Allí se debe caminar por horas para ganarse el sueldo», explicó.

Por su parte, el también diputado por el distrito 26, Héctor Ulloa (IND), destacó el sistema de trabajo de cuatro días por tres de descanso. «La jornada del ‘4×3’ es una demanda muy sentida por la ciudadanía. Esta ley la hace posible cuando entre en régimen pleno las cuarenta horas semanales. De ahí la posibilidad de que los trabajadores gocen de mejores garantías, de mejor calidad de trabajo, de mejores tiempos con su familia. El llamado que le hacemos al ejecutivo es a poner los incentivos que sean necesarios para que las empresas puedan anticipar la reducción a las 40 horas«, planteó.

El parlamentario oficialista por el distrito 26, Jaime Sáez (RD), valoró la unidad para aprobar el proyecto. «Más allá de la gradualidad y que el sector público sigue siendo una materia pendiente, creo que es un avance significativo. Tiene que alegrarnos y tiene que llamarnos a la unidad nacional. Esto se aprobó por una amplísima mayoría, sólo la extrema derecha se opuso, todo el resto del Congreso votó favorablemente. Cuando nos unimos podemos lograr cosas relevantes y podemos dar señales positivas para las grandes mayorías de Chile», sostuvo.

En tanto, la diputada por el distrito 25, Emilia Nuyado (PS), resaltó el trabajo realizado por la ministra del Trabajo. «Reducir la jornada laboral va a significar que las familias podrán estar con mayor disposición para sus hijos. Es importante y relevante que se hayan establecido estos acuerdos, donde jugó un rol muy importante la ministra Jeanette Jara. Aquí no se va a afectar a las Pymes ni a los emprendedores, porque el gobierno asumirá un compromiso con ellos», dijo la diputada.

 

El mundo del trabajo

Ángel Cabrera, seremi del Trabajo y Previsión Social en Los Lagos, señaló la importancia del trabajo técnico realizado. «Sabíamos que este trabajo iba a tener buenos frutos. En la región tuvimos una mesa técnica que abordó algunas indicaciones que terminaron entrando al proyecto de ley. Esa mesa técnica fue parte de los insumos que generaron el trabajo pre legislativo. Estamos contentos y conformes. Llamamos a las empresas de la región a que puedan sumarse al Sello 40 horas. Que se certifiquen y que adelanten la reducción de la jornada», expuso.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Osorno, Mauricio Navarrete, expresó que la nueva ley es un avance para las y los trabajadores. «Algo tan anhelado como es acortar la jornada laboral es una realidad. Hay que entender que el disminuir la jornada laboral va a permitir que trabajadores y trabajadoras tengan mayor tiempo para compartir con sus hijos e hijas. Desde esa mirada hay una ganancia importante«, comentó.

Por su parte, Sandra Daniela Aguilar, Secretaria de la CUT Provincial Llanquihue, también valoró la aprobación. «Estamos contentos porque se haya aprobado la reducción a las 40 horas. Todos sabemos que va a ser gradual». Sin embargo, también tuvo palabras para la flexibilidad laboral, tras los reparos mostrados por algunos sindicatos. «En el Congreso hay políticos que están más al lado del empresario y que tienen que colocarle algo que les favorezca. Si como trabajadores y organizaciones sindicales no sabemos ponerle un párele a los empresarios, va a ser un arma que ellos pueden ocupar. Si los sindicatos nos encontramos fuertes y nos apegamos a lo que dice la ley, se debería de llevar bien», afirmó.

Navarrete, en tanto, señaló al respecto que «para poder hacer un análisis profundo de la ley hay que tenerla en la mano y hoy recién fue aprobada». Y agregó: «existen algunas críticas de algunos sectores. Sería irresponsable de mi parte, hoy día, dar una respuesta sobre lo que se comenta en los pasillos o en los coloquios. En este país nos hemos acostumbrado a darle más valor a la posverdad y eso lleva a que la gente se confunda».

El seremi Ángel Cabrera comentó las críticas de algunos sindicatos. «Hay una mirada de la ley, vamos a esperar que se establezca en general la legislación. La doctrina laboral, que no solamente es interpretar la ley, sino que también los dictámenes de la Dirección del Trabajo en muchos aspectos. Estamos conformes, creemos que es una buena ley», indicó.

Organización

Ambos dirigentes sindicales coinciden en la importancia de la organización de trabajadoras y trabajadores para lograr objetivos a su favor. Aguilar se refirió a ello ejemplificando lo que sucede en la provincia de Llanquihue. «Tenemos que pelear mucho con el problema del contrato de faena. Acá, lamentablemente, muchas empresas trabajan así. Eso les impide a los trabajadores formar sindicatos, porque a los pocos meses terminan las faenas. Estamos trabajando para que ese contrato quede obsoleto. A lo mejor no va a ser hoy día ni el otro año, pero para que las generaciones futuras ya no tengan ese contrato», declaró.

«Ahora con las 40 horas, con los trabajadores unidos se vio lo que se hizo. Hubo políticos que sí entendieron. Yo participé de foros en Puerto Montt donde habían empresarios y yo les planteaba como madre, como dirigenta y trabajadora el por qué las 40 horas. Ellos, a pesar de que tienen la mente un poco cerrada, igual lo entendieron. Necesitamos trabajadores y organizaciones fortalecidas«, añadió.

Navarrete, por su parte, aseguró que el acto del próximo 1 de mayo se enfocará en las 40 horas. «Hay que recordar que el presidente Boric comprometió un sueldo mínimo de $500 mil al final de su gobierno. Hoy día también estamos sentados negociando con el gobierno. El año pasado tuvimos un alza en el salario mínimo que fue histórica y ahora, con el costo elevado de la vida, creemos que es necesario avanzar ahora hacia los $500 mil. Se está negociando, estamos en conversaciones y esperamos prontamente tener buenas noticias en esos temas», cerró.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *